A diferencia de lo que sucede con los iPhone, Apple envía un adaptador de corriente USB C con cualquier compra que realices de sus equipos MacBook Air y MacBook Pro. A menos que tu portátil lo manejes siempre en el mismo lugar, tener un cargador de viaje de repuesto es una gran idea. 

Puedes comprar un segundo cargador de Apple, o bien, optar por cargadores de MacBook más versátiles, económicos y pequeños que se adapten mejor a tus necesidades de viaje, así como a tu presupuesto. 

Es importante tener en cuenta que existen riesgos al comprar un cargador barato y no te recomendamos que elijas solo en base al precio. Ese cargador de MacBook económico  podría freír tu portátil o hacer que se caliente de forma peligrosa. 

Por otro lado, decir que también podrás encontrar cargadores premium excelentes de marcas muy fiables que se venden por menos que lo que suelen costar los cargadores de Apple, que por precio suelen ser más caros. 

Echa un vistazo  a nuestro ranking de los mejores cargadores USB C para los iPhone, más allá de los modelos que Apple comercializa en su web. A continuación, encontrarás nuestras recomendaciones de adaptadores de corriente favoritos para usar junto a los MacBook. 

Los mejores cargadores USB C para tu MacBook Air o MacBook Pro

1.

Anker 713 Nano II 45 W

Anker 713 Nano II 45 W
  • Pros: Muy compacto; Potencia de 45 W
  • Contras: Puerto único

Este cargador de 45 W de un solo puerto es una opción mucho más cómoda para los propietarios de MacBook Air, ya que creemos que los adaptadores de corriente de 30 W o 35 W proporcionados por Apple tienen poca potencia para las necesidades del portátil. 

Además, el Anker Nano II es muy compacto en comparación con el cargador suministrado por Apple (un volumen 38 % más pequeño que el adaptador de corriente de 30 W que no es GaN de Apple y un 20 % más pequeño que el cargador de 35 W).

Debido a que el MacBook Air M2 se puede cargar rápidamente con un adaptador de corriente de 65 W o más, el Anker 715 será el más apropiado para los usuarios con este tipo de equipo, lo que te supondrá un pequeño extra de precio.

2. Kovol 140 W

Kovol 140 W

El cargador perteneciente a la marca Kovol es un tanto especial puesto que se trata de un adaptador de corriente que es capaz de ofrecer hasta 140 W de potencia para los equipos que soporten esta cantidad. 

Evidentemente se trata de un cargador pesado y de un tamaño considerable (no es de los más compactos), pero a cambio obtienes la ventaja de poder cargar cualquier equipo MacBook a su máxima velocidad permitida. 

Con el voltaje fijo y la salida de potencia de 28 V y 140 W, la carga de tipo PD 3.1 ofrece un rendimiento superior a través de cualquier de los puertos USB C o USB A que ofrece el adaptador de corriente. 

Como sucede con el resto, no se incluye cable USB C o MagSafe 3 requerido para aprovechar la salida PD de 140 W. Dispone de tecnología de protección contra sobretensiones y evita el sobrecalentamiento manteniendo una temperatura de funcionamiento baja. 

2.

UGreen Nexode de 65 W

UGreen Nexode 65 W
  • Pros: Tres puertos extra; Hasta 65 W; Multipuerto muy ligero
  • Contras: Formato alargado; Tamaño

El cargador de pared USB-C Nexode de 65 W de UGreen cuenta con tres puertos y es una excelente opción para un cargador multipuerto de los denominados compactos de 65 W, a pesar de su diseño alargado. 

Los dos puertos USB C admiten 65 W cada uno, y el puerto USB A inferior puede cargar hasta 22,5 W. Otras opciones de carga incluyen 45 W para portátil y 20 W para un segundo dispositivo, y 45 W más dos salidas de 8.5 W. 

De esta manera, es posible cargar rápidamente un MacBook Air M2 usando solo uno de los puertos de 65 W. También es perfecto para el MacBook Pro de 14 pulgadas, usando un cable de carga USB C o el propio cable MagSafe 3 de Apple.

3.

Tecknet 65 W GAN USB C

Tecknet 65 W
  • Pros: Económico; Varios puertos
  • Contras: Un puerto PD de baja potencia (18 W); Cables de carga sin incluir

El cargador de Tecknet que tenemos entre manos es un modelo sencillo con hasta 3 puertos que podrás usar de manera simultánea para poder cargar todos tus dispositivos que lleves de viaje a la vez. 

Como sucede con la inmensa mayoría, tiene tres conectores (2 USB C y 1 USB A). Hay que leer las especificaciones para saber cómo se divide la carga cuando hay más de un dispositivo conectado a la vez. Si quieres la máxima, obtendrás los 65 W marcados por la marca. 

Aunque pueda resultar algo pesado por su tecnología incluida, el tamaño no deja de ser lo suficientemente compacto como para llevar cómodamente en una mochila o bolso de viaje. Se posiciona como uno de los más económicos del mercado. 

4.

Anker 735 Nano II de 65 W

Anker 735 Nano II
  • Pros: 3 puertos; Hasta 65 W; Cargador multipuerto pequeño
  • Contras: Carga para el MacBook Pro de 14 pulgadas

Puede que sea más grande y pesado que los cargadores Anker de un solo puerto de 45 W o 65 W, pero este cargador GaN te ofrece mucho más con sus tres puertos. Cada uno de los dos puertos USB C puede suministrar 65 W, aunque no al mismo tiempo. 

El puerto USB A admite hasta 22,5 W. Es el cargador de pared USB C multipuerto más pequeño y pesa solo 132 gramos, aunque con pocas diferencias con respecto al cargador de pared UGreen Nexode de 65 W y 3 puertos USB C. 

Podrás cargar un portátil a 65 W usando solo uno de los puertos USB C, o bien, cargar el portátil a 45 W a la vez que también cargas otro dispositivo a 20 W a través del otro puerto USB C libre. 

Otra opción que ofrece el Anker 735 nano II es alimentar un portátil a 40 W a través de USB C mientras que cargas la batería de tu iPhone o Apple Watch a velocidad de 22,5 W usando el puerto USB A, lo cual puede ser una situación muy habitual. 

Usando los tres puertos, el primer puerto USB C puede alimentar el ordenador portátil a 40 W, el segundo para un teléfono a 12 W y el puerto USB A que podría alimentar tus auriculares AirPods a 12 W. 

Es una excelente opción para cargar rápidamente un MacBook Air M2 o simplemente como una solución multipuerto para todo tu ecosistema de dispositivos de la marca.

5.

UGreen de 65 W y 4 USB C

UGREEN USB C 65W

Comprar un adaptador de este tipo con hasta 4 puertos disponibles es la mejor opción que hemos visto en un cargador de pared USB C PD de 65 W, lo que lo convierte en un adaptador de corriente versátil y con infinidad de opciones para compaginar. 

Decir que el modelo UGreen 65 W con 4 puertos arroja suficiente potencia como para ser compatible con cualquier modelo de MacBook Pro de 14 pulgadas o MacBook Air o MacBook Pro de 13 pulgadas. 

Dos de los puertos USB C admiten 65 W y uno es curiosamente bajo con 18 W, pero eso es suficiente para la mayoría de los teléfonos y tablets de tamaño mediano. El puerto USB A puede cargar rápidamente y manejar hasta 22,5 W.

Usamos uno de los puertos PD de 65 W para cargar rápidamente un MacBook Air M2, pero para cargar rápidamente un MacBook Pro de 14 pulgadas, deberás buscar uno de los cargadores de 100 W que aparecen también en este reportaje. 

Consejos para comprar un cargador para los MacBook 

Carga Power Delivery (PD)

Si en un cargador encuentras las siglas Power Delivery (PD) significará que podrás conectarle a tu MacBook a través de USB C. Estos cargadores PD admiten hasta 240 W de potencia, aunque los más comunes se agrupan en torno a los requisitos de potencia estándar. 

Esto se traduce en valores de 30 W, 45 W, 65 W y 100 W. Todos los cargadores USB C que hemos probado aquí son cargadores PD, de manera que también pueden cargar un iPhone con la modalidad más rápida. 

Potencia

La cantidad de energía que un cargador puede administrar a tu MacBook es, a parte de la seguridad, la característica más importante que debes tener en cuenta al elegir un cargador para ordenadores portátiles. 

Un portátil está diseñado para consumir hasta una cierta cantidad de vatios cuando funciona a plena potencia, es decir, en aquellos instantes en los que usas muchas aplicaciones que demandan visualización gráfica.

Este nivel de potencia máxima es lo que el fabricante considera cuando decide la potencia del cargador que incluye con el portátil. Cuando el portátil está inactivo o haciendo trabajos mundanos, solo consumirá una pequeña cantidad de energía del cargador. 

Carga rápida

Apple admite la carga rápida en sus últimos modelos de MacBook con chip Apple Silicon. Cuando se conecta con el cargador y el cable correctos, puede cargar la batería de un MacBook hasta alcanzar la capacidad del 50 % en tan solo 30 minutos. 

El MacBook Air M2 se puede cargar rápidamente con un adaptador de corriente de 65 W o superior y el cable de carga MagSafe o USB C; consulta nuestras pruebas de carga con el MacBook Air con M2.

En el caso del MacBook Pro de 14 pulgadas, puedes cargar rápidamente con el adaptador de corriente USB C de 140 W de Apple y el cable USB c a MagSafe 3, o bien, un cargador USB C de 96 W y un cable USB C a MagSafe 3 o cable de carga USB C. 

En el caso del MacBook Pro de 16 pulgadas, solo puedes realizar una carga rápida con el adaptador de corriente USB C de 140 W de Apple, junto con el cable USB C a MagSafe 3. 

Apple es la única empresa que fabrica un adaptador de corriente compatible con el último estándar PD 3.1 que admite una potencia de salida de hasta 240 W; otros cargadores USB tienen un máximo práctico de 100 W. 

Tanto UGreen como Anker tienen cargadores compatibles con PD 3.1 de 140 W en proceso y los analizaremos tan pronto como los tengamos en nuestras manos. Pero por el momento, si quieres la máxima carga, tendrás que apostar por el oficial de Apple. 

Cargar un portátil con un adaptador de corriente de mayor potencia de la que necesita está bien. No lo cargará más rápido (a menos que sigas las reglas de carga rápida anteriores), pero puedes estar seguro que no sobrecargará la batería del MacBook si eliges uno de los que te proponemos. 

Si el cargador tiene más potencia de la que necesita, puedes usar la energía adicional para cargar otros dispositivos al mismo tiempo que el portátil, lo cual es todo un extra si estás en un hotel o habitación donde solo tienes un enchufe de corriente. 

Puertos

Hasta la llegada del MacBook Air M2 en julio de 2022, todos los cargadores Apple de MacBooks tenían un solo puerto. Tiene sentido, pero el hecho de añadir más puertos mejora lo anterior, ya que todos tenemos más de un dispositivo para poder cargar. 

Cuando usas tu MacBook a plena potencia, es posible que tu cargador no tenga suficiente energía adicional para cargar otros dispositivos, a menos que compres un cargador con un mayor voltaje donde el exceso de energía pueda canalizarse a tu iPhone o AirPods al mismo tiempo que enciendes el portátil. 

Con el adaptador de corriente compacto con puerto USB C dual de 35 W, Apple finalmente lanzó un cargador de MacBook con dos puertos para el MacBook Air, aunque con un total de 35 W, con lo que obtendrás una carga mucho más lenta que si lo usas solo. 

Portabilidad

Los adaptadores de corriente basados en silicio de Apple son en su mayoría más grandes que los cargadores de terceras marcas que se fabrican con tecnología GaN. Se trata de un material que produce menos calor, lo que significa que los componentes pueden estar más juntos. 

Esto significa que los cargadores de GaN pueden ser más pequeños de lo que era posible anteriormente. Algunos de los cargadores GaN de hoy en día son tan pequeños que puedes llevarlo en el bolsillo, aunque necesites enrollar el cable USB C que emplean. 

Apple también llega tarde a los denominados cargadores GaN, pero sus adaptadores de corriente GaN más recientes son ciertamente más pequeños que los modelos más antiguos. 

Debido a su enchufe tipo G ultra seguro y resistente, los modelos suelen ser más anchos que los de sus competidores. A cambio, tenemos pines de enchufe plegables que hacen que el adaptador ocupe menos y otra serie de extras. 

De pared o de sobremesa

La mayoría de los cargadores PD que revisamos aquí son cargadores de pared que se conectan directamente a la toma de corriente. No obstante, también es posible que te interese un cargador de escritorio, que se diferencia por tener un cable enchufado de mayor longitud y alcance. 

A veces, esta es una solución de escritorio más ordenada y versátil, pero no es tan fácil de llevar en el bolsillo como un cargador de pared que solo requiere del cable del cargador que deberás conectar al dispositivo. 

Otra opción es utilizar una regleta o extensor. Lo mejor que hemos visto es de la marca UGreen. Su regleta de alimentación 7 en 1 de 100 W cuenta con dos puertos PD USB C de 100 W, un puerto USB C de 22,5 W y un puerto USB A de 22,5 W, además de un enchufe de extensión en la parte superior. 

Cables

Lo habitual es conectar el MacBook a tu cargador a través de un cable de carga tipo USB C a USB C, o bien, un cable de USB C a MagSafe. Si tu Mac tiene un puerto MagSafe 3 (MacBook Air presentado en 2022 o MacBook Pro de 14 y 16 pulgadas) podrás usar el cable USB C a MagSafe 3 de Apple compatible con PD 3.1 de 240 W. 

Además de liberar uno de los puertos Thunderbolt de la MacBook, esto puede proteger contra tirones accidentales del cable y es necesario para la carga rápida de la MacBook de 16 pulgadas. 

Los cables de carga USB C a USB C de Apple (máximo de 100 W) cuestan en torno a los  25 €, pero también puedes encontrar cables de carga USB-C de calidad más baratos, por ejemplo, de la marca UGreen.