Actualmente no existen monitores fabricados por Apple diseñados para ordenadores “sin cabeza” como el Mac mini o el Mac Pro, o para aquellos usuarios de iMac o MacBook que deseen añadir un segundo monitor a sus dispositivos Apple.

Puede incluso que desees una pantalla algo más grande para tu iPad u otros dispositivos móviles también. Existen muchas aplicaciones de diseño gráfico disponibles para iPad, que pueden aprovecharse mucho mejor si se utiliza una pantalla más grande.

No necesitas gastar una fortuna en pantallas de 4K o 5K tampoco. Si lo que quieres es ver vídeos en streaming a través de Netflix o YouTube, entonces debes saber que hay un montón de pantallas Full HD asequibles con una resolución estándar de 1920x1080 que pueden cumplir perfectamente con esta función.

Existen pantallas de 21 pulgadas que cuestan alrededor de los 100, y si necesitas un monitor más grande, hay también opciones que se ajustan a todos los bolsillos: desde menos de 200 € hasta más de 1200.

Antes de adentrarte en nuestra lista de mejores pantallas y monitores para Mac, te recomendamos echarle un vistazo a la guía de compra que exponemos a continuación ya que creemos necesario tener en cuenta un par de aspectos antes de comprar un monitor o pantalla para tu Mac:

1. Entradas y salidas

Los monitores se suelen conectar a los ordenadores a través de una conexión VGA o DVI, el Thunderbolt 2 de Apple (que es compatible con Mini DisplayPort) o, últimamente, HDMI.

HDMI es la forma más nueva y preferible de conexión, pero no todos los Macs tienen este tipo de entrada. Los Macs que incluyen un puerto HDMI son los siguientes:

  • Mac mini (2010 o modelos posteriores)
  • MacBook Pro con pantalla de retina (2012 o modelos posteriores).
  • Mac Pro (modelos posteriores al 2013)

Si utilizas un MacBook Air, no podrás utilizar un puerto HDMI. No obstante, tendrás un puerto Thunderbolt al que puede conectarse un adaptador HDMI como este de Amazon por tan solo 10,99 €.

Algunos Macs nuevos vienen con un tipo de entrada nueva: un puerto Thunderbolt 3/USB Tipo C (es el mismo puerto pero compatible para ambos estándares). Así que es de esperar que los nuevos monitores vengan con este tipo de puerto también.

2. Ergonomía

Este es el segundo factor importante a tener en cuenta antes de comprar un monitor, sobre todo si vas a pasar muchas horas delante de este nuevo monitor trabajando.

Idealmente, son mejores los monitores que pueden ajustar su posición, de este modo podrás elegir la posición de la pantalla según la altura de tu silla, mesa, etc.

Normalmente, el punto justo 5-7 centímetros por debajo de la parte más alta del monitor debe de quedar a la altura de tus ojos.

Los mejores monitores para Mac

Philips 258B6QU

Philips 258B6QU

Siempre ha resultado algo molesto que Apple solo ofrezca monitores iMac en dos tamaños: uno de 21 pulgadas y otro de 27 para usuarios profesionales.

La pantalla Philips 258B6QU ofrece una alternativa que se encuentra en el medio de estos dos tamaños: alta calidad en 25 pulgadas de monitor por menos de 400 €.

Puede que su resolución de 2560x1440 no sea la mejor, pero sigue siendo adecuada para ver vídeos en alta definición, para navegar por Internet, jugar a videojuegos o simplemente utilizar Microsoft Word.

Los colores se ven brillantes, y aunque puede que no reproduzca esos colores la exacta precisión que requieren las diseñadoras gráficas o los fotógrafos, sigue siendo una muy buena opción para los usuarios amateur.

También es una opción muy práctica, ya que el soporte permite inclinar y girar la pantalla y ajustar la altura con sólo una ligera presión de los dedos. También se puede girar para obtener una pantalla vertical vertical si es necesario.

El monitor cuenta con muchas opciones de conectividad que resultarán especialmente útiles en caso de que vaya a usarse para trabajar. Tiene un puerto USB-C para conectarse a los últimos modelos de Mac, junto con DisplayPort para Macs antiguos, además de HDMI, DVI y VGA.

Su hub USB integrado incluye tres puertos USB 3.0, uno de los cuales ofrece una opción de "carga rápida" para dispositivos móviles, e incluso un puerto Ethernet, que proporciona una conexión de red por cable para portátiles MacBook que no dispongan de Ethernet.

Acer H277HU

Acer H277HU

El monitor Acer H277HU es un poco caro para ser de 4K, pero tiene buenas opciones de conectividad y es una buena opción si necesitas un monitor versátil que puedas usar con diversos dispositivos en casa o en la oficina.

En la parte posterior del panel encontrarás un conector USB-C, que te permitirá conectar rápidamente un MacBook Pro nuevo.

Tiene una entrada DisplayPort para Macs antiguos y otra HDMI para otros tipos de ordenadores, videoconsolas y decodificadores. También tiene dos entradas USB 3.0, una de las cuales ofrece una opción de "carga rápida" para que puedas cargar rápidamente cualquier iPhone o iPad.

La pantalla de 27 pulgadas sólo tiene una resolución de 2560x1440, que es relativamente modesta según los estándares de Apple en la actualidad, pero es más que suficiente para ver vídeos de alta definición, editar fotos o manejar hojas de cálculo realmente grandes en Excel.

Proporciona imágenes brillantes y claras, con colores muy chillones, por lo que también incluye un filtro de luz azul para aliviar la tensión en los ojos. Hay de hecho una función de reducción del resplandor que funciona bien incluso con el sol entrando por la ventana de nuestra oficina en una brillante tarde de verano.

Nuestra única queja real es que, al igual que el monitor del iMac, no te permite ajustar la altura de la pantalla.

AOC U2777PQU

AOC U2777PQU

Los monitores LG que Apple promociona en el Apple Store son casi tan caros como los monitores de Apple. Su precio asciende a más de 600 €, por una pantalla de 4K de tan sólo 21,5 pulgadas.

El monitor U277PQU de AOC se convierte de este modo en una buena alternativa, ya que ofrece una pantalla más grande (de 27 pulgadas) con una resolución 4K (3840x2160) por sólo un poco más de 500 €.

Empezar a utilizar esta pantalla es un poco complicado, ya que la pantalla, el soporte y la base vienen en partes separadas que deben atornillarse entre sí, y muchos de los controles y conectores están colocados de una forma algo “compleja” en la parte inferior de la pantalla.

Sin embargo, el U277PQU es uno de los pocos monitores que te permite inclinar y girar la pantalla, ajustar la altura e incluso girar la pantalla en posición vertical.

No tiene puerto USB-C, por lo que es posible que necesites un adaptador para los últimos modelos de Mac, pero sí que incluye HDMI, DisplayPort, DVI e incluso conectores VGA analógicos para Macs y ordenadores muy antiguos.

También tiene un hub USB integrado con dos conectores USB 2.0 y dos USB 3.0, para que puedas conectar una impresora, un disco duro y otros periféricos si lo necesitas.

La pantalla 4K es tan clara y nítida como cabría esperar, con colores bien equilibrados, audaces y fuertes sin saturarse demasiado. Es genial para ver videos 4K, o simplemente para hacer malabares con múltiples aplicaciones y ventanas abiertas en la pantalla cuando estás tratando de realizar varias tareas de forma simultánea.

Dell S2718H

Dell S2718H

No es frecuente que recomendemos productos Dell a los usuarios de Mac, pero en este caso podemos hacer una excepción ya que esta firma cuenta con monitores de muy buena calidad.

Aunque el monitor de 27 pulgadas S2718H no más barato, especialmente porque sólo tiene una resolución estándar (1920x1080), sigue ofreciendo una calidad de imagen muy buena, gracias a su compatibilidad HDR (alto rango dinámico).

Esto proporciona una imagen brillante y colorida que se ve mucho más nítida de lo que se podría esperar de una resolución relativamente baja. Funciona muy bien para ver vídeos en streaming y navegar por Internet con un fuerte contraste que parece realzar el detalle y el color y producir imágenes muy realistas.

También nos gusta el recubrimiento antideslumbrante, que funciona bien incluso bajo una fuerte iluminación en nuestra oficina.

El monitor es compatible con el 99% del espacio de color RGB de Adobe, por lo que, aunque los usuarios profesionales prefieran una pantalla con mayor resolución, el S2718H sigue siendo una buena opción para utilizarlo en tu casa y realizar algún trabajo de edición de fotos, o incluso para utilizarlo en el trabajo.

La única decepción es que el 2718H se convierte en un monitor un poco más básico cuando se trata de conectividad y otras características. No tiene ningún concentrador USB y sólo está equipado con interfaces HMDI y VGA, por lo que probablemente tendrás que comprar un adaptador para poder usarlo con la mayoría de los dispositivos Mac o iOS.

Aún así, la pantalla HDR es muy atractiva, y es una buena opción para los usuarios domésticos o empresariales que no quieren pagar una fortuna por un monitor de 4K o 5K.

Asus ZenScreen MB16AC

Asus ZenScreen MB16AC

Apple y otras empresas se están centrando cada vez más en pantallas grandes y de alta resolución adecuadas para la edición de vídeo, los gráficos o los juegos en 4K.

Y, por supuesto, estas grandes y pesadas pantallas tienden ocupar un lugar fijo en tu casa o en tu oficina. Sin embargo, Asus ha dado un giro interesante, con su pantalla portátil ZenScreen.

La pantalla ZenScreen es una pantalla delgada de 15,6 pulgadas que mide sólo 8 mm de grosor y pesa 0,8 kg. Su potencia proviene de una interfaz USB-C, por lo que puedes utilizarla fácilmente con un portátil MacBook de 12 o 13 pulgadas, tal vez para hacer una presentación cuando estés de viaje.

También será útil en la oficina, ya que proporciona una pantalla grande para trabajar con documentos de Microsoft Word o Excel, o simplemente para ver un capítulo de una de tus series favoritas de Netflix en casa por la noche.

Asus incluye una funda envolvente inteligente con ZenScreen, que recuerda a las fundas inteligentes que Apple fabrica para sus iPads y, al igual que las fundas inteligentes, se puede plegar para que actúe como un cómodo soporte para la pantalla cuando estés trabajando.

Al igual que un monitor convencional, ZenScreen tiene su propio menú en pantalla, que proporciona funciones como un filtro de luz azul para aliviar la tensión en los ojos. Tiene también modos de visualización preestablecidos adecuados para ver vídeo, edición de fotos o juegos.

LG 38UC99

LG 38UC99

Al no poseer una línea propia de monitores, parece que Apple ha estado apuntando en dirección hacia los atractivos monitores 4K y 5K de la marca LG.

La última incorporación a la gama LG es sorprendente: una pantalla monstruosa de 38 pulgadas con una relación de aspecto de 21:9 en pantalla ancha, que se curva hacia el interior logrado un efecto “sala de cine”.

A pesar de su enorme tamaño, el monitor 38UC99 no proporciona una resolución 4K real (3840x2160), sino que opta por una resolución de 3840x1600.

Este monitor es ideal para ver vídeos de alta definición, o simplemente para hacer malabarismos con varios documentos o ventanas del navegador en la pantalla, todo al mismo tiempo.

La imagen es maravillosamente brillante y colorida, y la curvatura de la pantalla te hace sentir como si estuvieras siendo arrastrado directamente a la acción cuando juegas o ves las últimas películas llenas de acción.

Y aunque el monitor 38UC99 parezca hecho a medida para el entretenimiento en casa, admite el 99% del espacio de color sRGB de Adobe, por lo que también puede dedicarse a trabajos ocasionales de diseño gráfico y web.

Para asegurarte de que el 38UC99 se gane su sustento, encontrarás un puerto USB-C en la parte posterior para los últimos Macs, junto con DisplayPort y dos puertos HDMI para otros dispositivos. También hay dos puertos USB-3 disponibles, con un puerto de carga rápida para sus dispositivos móviles.

Es uno de los pocos monitores que hemos visto que en realidad tiene un conjunto decente de altavoces internos, con su efecto de graves que baja hasta los 85 Hz para añadir impacto a esos éxitos de taquilla de Hollywood.