No podemos hacer otra cosa que admirar el enfoque que Apple tiene respecto a la tecnología más compleja. Su objetivo es siempre hacerla fácil, mágica, sin esfuerzo. Los usuarios habituales no deberían terminar agobiados por la avalancha de ajustes y opciones. Las cosas deberían funcionar sin más.

El problema es que, obviamente, a veces las cosas no funcionan así sin más. "Ponte cómodo y disfruta", nos dice Apple. "Lo tenemos todo controlado". Pero no es así siempre. Y en muchos casos, no hay ninguna solución.

El Studio Display de Apple, con su desconcertante y controvertida cámara web, ha desenterrado muchos de esos sentimientos de frustración. Podríamos empezar a debatir sobre si conviene incluir la función de Encuadre centrado en una pantalla destinada probablemente a los más freakies, pero dejemos eso a un lado.

¿Y qué hay de la audacia que ha tenido Apple al lanzarlo sin ningún tipo de interfaz? ¿Y habría tenido mejor acogida la cámara del Studio Display si los usuarios hubieran podido ajustarla para producir imágenes más agradables a la vista?

Una caja gris oscuro

Podría acusar a Apple de haber fabricado su cámara web como si fuera una caja negra, impermeable a cualquier interacción o comprensión, pero eso no sería justo. Es en realidad una caja gris muy oscura, pero no totalmente negra.

De hecho, puedes controlar algunas funciones de la cámara del Studio Display, así como la de otros dispositivos de Apple. Se trata de una novedad del Centro de Control, y ahora ya puedes activar o desactivar el Encuadre centrado y el modo Retrato.

Incluso, Apple te permite ajustar la configuración de cada aplicación individual, en caso de que quieras usar el modo Retrato en FaceTime pero no en Zoom, por ejemplo.

Y... eso es todo. Además del Studio Display, todos los portátiles de Apple tienen una cámara frontal y no hay ninguna forma oficial de ajustar su configuración.

Es cierto que hay herramientas externas (que son esencialmente hacks) para ajustar la configuración. Nuestro compañero Jason Cross de Macworld escribió sobre ellas en 2020. Algunos ejemplos son Webcam Settings y iGlasses de Ecamm Network, aunque esta tiene una compatibilidad limitada.

Cámara web Studio Display

Pero no debería ser así. Apple debería ofrecerle a los usuarios de cualquier Mac con cámara web herramientas para hacer que la imagen se vea mejor. Con Webcam Settings, es posible mejorar el contraste, reducir la saturación del color y, en general, hacer que la imagen tenga el aspecto que quieras. También puedes volver al modo automático y dejar que la cámara lo haga por ti.

Mucha gente utiliza cromas y otro tipo de tecnología para sustituir los fondos y oscurecerlos. Algunas apps lo permiten; otras, no. Apple lleva años permitiéndolo a través de la app Photo Booth (que no es compatible con Encuadre centrado, por cierto).

Obviamente, el modo Retrato define de forma inteligente el primer plano y el fondo. Estaría bien que Apple permitiera a los usuarios sustituir ese fondo (o el croma) por otra imagen que ellos elijan, independientemente de la app que estén utilizando.

¿Quién tiene el control sobre el encuadre?

Pero eso no es todo. Si no te gusta el funcionamiento del Encuadre centrado en el Studio Display (la imagen se encuadra mientras te mueves delante de la cámara), puedes desactivarlo, pero Apple decidirá qué parte de la cámara se utiliza como versión estática de la imagen.

En un principio, esa proporción era increíblemente alta, pero en las versiones preliminares del firmware del Studio Display es un poco más baja. Aun así, nos preguntamos por qué no se puede ajustar manualmente ese encuadre. Y no solo para la Studio Display, sino para cualquier cámara web de Apple.

Cámara web Studio Display

Ocasionalmente, uso un croma y, sin embargo, mi cámara resulta un poco demasiado ancha y, como consecuencia, muestra los bordes de la pantalla verde.

Al utilizar la excelente app Reincubate Camo para usar mi iPhone como cámara web, puedes optar por ampliar ligeramente la imagen y asegurarte de que sales centrado y el croma cubre el fondo por completo. Es una opción que todos los usuarios deberían tener.

Aunque mucha gente se queja del "cámara virtual" que hace paneos y zooms al usar Encuadre centrado porque es un poco llamativo y distrae, a otras personas les gusta. Sin embargo, ahora mismo ese algoritmo es un todo o nada.

¿Por qué no deja Apple que los usuarios puedan elegir entre diferentes tipos dentro de Encuadre centrado? Con encuadre más amplio quizás se harían menos paneos, mientras que un encuadre más ajustado podría hacer más.

Personalmente preferiría un ajuste más suave a la vista en lugar de un movimiento brusco y repentino. Tener varios presets o controles deslizantes para ajustar su funcionamiento le permitiría a la gente elegir qué experiencia de Encuadre centrado desean, en lugar de verse obligados a usar la única opción que ofrece Apple.

El poder de las interfaces

En este artículo, me he centrado en la cámara del Studio Display porque es un buen ejemplo de que los instintos protectores de Apple hacia sus usuarios pueden volverse en su contra de forma increíble. ¡Tener un buen conjunto de valores predeterminados no significa que no se deban ofrecer otras opciones!

Pero para terminar, hay otro aspecto del Studio Display que debo mencionar. Es un claro ejemplo de la tendencia que tiene Apple a simplificar demasiado su diseño de hardware.

Basta con pensar en el iPod Shuffle sin botones, en el iPod de tercera generación sin rueda de desplazamiento, en la eliminación de Touch ID y de la toma de auriculares en el iPhone, y en la drástica reducción de puertos en los MacBooks a finales de la década de los 2010.

Pues bien, el Studio Display (una complicada pieza de hardware que en realidad ejecuta una versión de iOS en un procesador A13 en su interior) no tiene botón de encendido. O un botón de reinicio. Ni ningún botón, de hecho.

Cámara web Studio Display

Suena bien, ¿verdad? Apple lo tiene todo controlado. ¿Por qué tener un botón de encendido si no necesitas uno?

Pero lo cierto es que Apple no lo tiene todo controlado. Los usuarios del Studio Display han asegurado que, ocasionalmente, el audio del Studio Display (los altavoces o los micrófonos, o ambos) se entrecorta un poco.

Es un problema común con el hardware de audio del Mac (y como presentador de un pódcast me gustaría sugerirle a Apple que debería dedicar algo de tiempo en hacer que el subsistema de audio del Mac sea más fiable), pero se soluciona como se solucionan tradicionalmente los problemas técnicos: apagarlo y volverlo a encender.

Excepto que... el Studio Display no tiene ningún botón. Si el audio del Studio Display va mal, tu única opción es agacharte bajo tu escritorio, desenchufarlo de la corriente y volverlo a conectar.

Es demasiado tarde para que el Studio Display incorpore un botón en la parte trasera, pero no es demasiado tarde para que Apple ofrezca una solución.

Me permito sugerir incluir alguna opción en el menú, alguna preferencia u otro botón de software que permita reiniciar el Studio Display. A veces, Apple, añadir ajustes no es una derrota, sino una victoria para tus clientes.

Artículo original publicado en Macworld.