La página indica que la actualización del firmware se convierte en una actualización primordial teniendo en cuenta que corrige posibles fallos que podrían causar la corrupción de los datos. Como ya muchos sabrán, cuando Apple desarrolla nuevos Mac, emplea etiquetas del tipo “early”, “mid” y “late” para su identificación. El MacBook Pro de 15 pulgadas es actualmente comercializado por Apple con la etiqueta de “mid-2015”. De este modo, si cuentas con un MacBook Pro de “mid-2014”, no necesitarás instalar la actualización de dicho firmware.

Dicha etiqueta que hace referencia al período de fabricación y desarrollo del equipo no se encuentran en la caja del producto ni en el propio MacBook Pro. Es posible localizarla en la parte donde indica “acerca de este Mac”.

Entre los idiomas soportados se encuentra el Español, y como puede apreciarse en la web, los únicos requerimientos para su instalación es que el MacBook Pro que tengas en propiedad sea de mediados del año 2015, garantizando que cumple con las especificaciones marcadas por Apple