Apple está presente en esta nueva edición de CES 2020. Nunca antes lo había hecho, al menos a título oficial, desde que se llevase a cabo la primera edición allá por el año 1992. Así pues, nos preguntamos ¿por qué Apple ha decidido asistir a CES y qué anunciará?

Lo primero es lo primero: No esperes grandes anuncios en forma de un nuevo iPhone, un nuevo MacBook, iPad o Apple Watch. Apple no está en Las Vegas para anunciar nuevos productos, pues no es su estilo.

Por el contrario, un miembro del equipo ejecutivo de Apple está en el CES para participar en una mesa redonda. Jane Horvath, directora sénior de privacidad global de la compañía, la cual se unirá a la mesa redonda sobre aspectos de privacidad que tiene lugar el 7 de enero. 

Junto a representantes de Facebook, Procter & Gamble, Wing Venture Capital y la Comisión Federal de Comercio, Horvath debatirá sobre el tema de la privacidad como "un imperativo estratégico para todas las empresas del área de consumo".

Horvath no es un miembro tan conocido como lo puedan ser otras personalidades e ingenieros del equipo de Apple, ya que no cuenta a sus espaldas con años de antigüedad como sí puedan tener otros expertos de gran solera.

Sin embargo, el papel que desempeña dentro de la compañía es sumamente importante, ya que abarca entre otras cosas "supervisar el cumplimiento de Apple con las leyes de privacidad a nivel global". Todos sabemos lo serio que resulta este tema para la compañía. 

Y es correcto hacerlo, ya que la privacidad es uno de los grandes problemas de nuestro siglo. Es más, Apple ha defendido a capa y espada situaciones a favor de la privacidad de sus usuarios de manera incondicional, cosa que otras como Facebook, Google y Amazon no han demostrado de igual forma. 

El modelo de negocio de Apple parece ofrecer un enfoque de privacidad inusualmente amigable con el cliente, de manera que le otorga cierta ventaja frente a lo que vienen ofreciendo sus competidores o rivales dentro del ámbito TI.

Como muchos de nuestros lectores recordarán, durante el verano de 2019 se descubrió que Siri se activaba accidentalmente de manera automática en diferentes dispositivos de la compañía de manera que llevaba a cabo grabaciones de información médica o financiera confidencial. 

Algunas grabaciones de Siri son analizadas por personal humano en lugar de software, para mejorar la precisión del servicio, algo que no sentó muy bien entre los defensores de la compañía. 

Todo esto despertó una preocupación sobre la forma en que se tratan los datos de voz de los usuarios, aunque Apple respondió al incidente rápidamente, indicando que la mayoría de los otros altavoces inteligentes tienen enfoques similares o peores.

Así pues, ya sabes el motivo principal por el que un responsable de Apple participará como portavoz en una de las mesas redondas que tendrá lugar durante el evento CES de este año. 

La compañía sabe que será foco de atención de los medios de comunicación, en la medida en que se exprese y ofrezca su punto de vista en este tema tan delicado. Estaremos atentos para ofrecerte toda la información más relevante. Puedes seguirla en streaming.