En los últimos 20 años, Foxconn ha fabricado productos para Apple. Comenzó con el iMac en 2000 y siguió con el lanzamiento del iPhone, cuando la colaboración se hizo más estrecha. Las fábricas de Foxconn tienen cientos de miles de empleados trabajando solo para montar iPhones, iPads, Macs y sus accesorios.

Pero, obviamente, Apple no quiere depender completamente de un solo proveedor, y lleva ya tiempo colaborando con otras compañías. Para su producto más importante, el iPhone, hasta ahora solo había incorporado un nuevo proveedor: Pegatron.

Ahora, según informa el portal Nikkei, Apple estaría intentando que la compañía china Luxshare empezara a trabajar con ellos en el ensamblaje y fabricación de iPhone para hacerle la competencia a Foxconn y Pegatron.

A día de hoy, Luxshare ya fabrica los AirPods. También según Nikkei, estarían a punto de comprar una parte de Catcher, un subcontratista que ya fabrica carcasas de metal para varios productos de Apple. Para Apple, un tercer proveedor de ensamblaje final brindaría la oportunidad de reducir los precios y aumentar las ganancias.

Artículo original publicado en MacWorld Suecia.