Apple prepara una nueva actualización de OS X Yosemite para solventar los problemas que algunos usuarios han experimentado con la conexión Wifi de sus equipos. La compañía está dando las pinceladas finales a su próxima actualización para intentar acabar, de una vez por todas, con los problemas de conexión que algunos equipos han sufrido desde la llegada de OS X Yosemite.

En un período de siete días, Apple desarrolló dos actualizaciones relacionadas con la beta de OS X 10. La primera llegó con fecha del 14 de enero, mientras que la segunda coincidió con el 21 de enero. Una semana después, se sospecha que Apple lance la versión que se correspondería con OS X Yosemite 10.10.2.

Estos días atrás, 9to5Mac.com ha citado fuentes de empleados de Apple, los cuales estarían probando a nivel interno una nueva actualización etiquetada como “14C109” con la que se pretender resolver la causa que produce que los equipos se desconecten de una red Wifi de forma inesperada.

El número de mensajes publicados en el foro y relacionados con este tema asciende a casi 2.200, un hilo que fue abierto el pasado día 17 del mes de octubre y que ha sido visto más de 683.000 veces.