Apple acaba de anunciar que, por un periodo de tiempo, no le cobrará la comisión del 30 % a los desarrolladores de cierto contenido de la App Store.

Esta decisión llega después de que Facebook criticara que Apple le hace la vida muy difícil a las pequeñas empresas al negarse a no aplicarles la comisión que todos los desarrolladores deben pagar por cada transacción hecha a través de la App Store. La queja parece especialmente relevante ahora que Facebook tiene una nueva función en la que las compañías pueden cobrar por realizar eventos online como cursos, sesiones de yoga, etcétera.

Esta crítica parece haberle llegado a Apple, pues desde CNBC informan que Apple finalmente ha decidido eliminar esta comisión del 30 % para los eventos online de este tipo, por lo que las compañías organizadoras pueden llevarse una proporción de las ganancias más alta. Esto solo durará hasta finales de año y también se aplicará para servicios como Airbnb.

Más allá de la queja de Facebook, no obstante, es muy probable que Apple esté reflexionando sobre cómo es percibido su trato a sus socios desarrolladores de apps y la frecuencia con la que es acusada de actitud anticompetitiva.

Una serie de investigaciones (en Estados Unidos, la Unión Europea y Australia) y quejas y demandas de varias compañías (como Spotify y Epic Games además de Facebook) han centrado la atención en la posición dominante de la App Store, sus comisiones y reglas.

Artículo original publicado en MacWorld Suecia