Apple ha hecho frente a un gran número de disputas legales desorbitadas en el pasado. No obstante, no hay nada que supere la última demanda que ha recibido. Debido a un incidente en una Apple Store, un cliente de Missouri pide ahora una compensación de 1 billón de dólares.

Si Raevon Terrell Parker terminara ganando la demanda contra Apple, se convertiría en la persona más rica del mundo de la noche a la mañana. De hecho, tendría 887.000 millones de dólares más que el CEO de Amazon Jeff Bezos, considerado hoy la persona más rica del mundo con una fortuna aproximada de 113.000 millones de dólares.

Parker fue a la Apple Store a que reparasen su iPhone. Sin embargo, una disputa con un trabajador de la tienda hizo que este presuntamente lo describiera como “loco”. Ahora, Parker ha denunciado el fabricante del iPhone por un billón de dólares. La demanda fue presentada el pasado 1 de junio y se basó en la Quinta Enmienda del Código Civil.

En la Sección III, "Declaración de reclamo" del formulario presentado al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en el este de Missouri, Parker declara:

«El 29 de octubre de 2018, Raevon Parker fue a la Apple Store de Saint Louis Galleria debido a un mal funcionamiento de su dispositivo móvil. El empleado de la Apple Store arregló el dispositivo pero engañó al demandante sabiendo que era el primer móvil en tener nuevas prestaciones.»

No queda muy claro lo que significa esta declaración. Sin embargo, sospechamos que Parker había instalado la última versión de iOS, todavía no disponible para el público, y que al reparar el iPhone, el empleado de Apple tuvo que eliminarla.

Parece que, en algún momento, el trabajador de Apple se refirió a Parker como “loco” y es por eso que ahora está buscando compensación. El formulario indica que ni todo el dinero del mundo podrá compensar a Parker por todo lo que ha pasado:

«El demandante pide 1 billón de dólares por daños. Debido a las hospitalizaciones, los viajes, la angustia, la humillación, la vergüenza y la difamación de carácter, no creo que el demandado pueda ser compensado por haber sido catalogado como loco.»

No es la primera vez que Parker demanda a Apple. Las anteriores demandas han sido por ahora desestimadas. Aunque es cierto que el empleado acusado de la Apple Store no debería haberle tachado de “loco”, dudamos que un juez acepte una compensación de 1 billón de dólares por este incidente.

Artículo original publicado en Macwelt.