Es blanco, circular y, a diferencia de los de otros relojes, que son esencialmente cargadores, el dock oficial del Apple Watch viene con un pequeño disco magnético integrado. El usuario lo conecta al enchufe de la pared utilizando el cable Lightning que trae, y puede colocar el reloj en diferentes posiciones (plano o de lado).

Si se coloca de lado, el reloj se puede utilizar como despertador. Utiliza el mismo conector de carga magnética que viene con el Apple Watch, y sirve tanto para los modelos de 38 como de 32 mm.

Su precio de venta es de 79 dólares en Estados Unidos, pero en Europa, según MacRumors, tendrán un precio de 89 euros.