Sigue la batalla entre Apple y Epic Games, y las últimas noticias legales de esta semana sugieren que Apple va cogiendo ventaja.

En agosto, Apple eliminó Fortnite de la App Store después de que el estudio Epic Games sacara una nueva actualización de software que le permitía a los usuarios traspasar el sistema de pagos interno de la app de Apple, yendo en contra de las reglas de la tienda.

Desde entonces, Epic ha demandado a Apple, acusando a la compañía de tener el monopolio, una demanda con la que el juzgado permitió a Fortnite volver de forma temporal a la App Store.

Este lunes, ambas partes presentaron sus argumentos ante la jueza Yvonne Gonzalez Rogers del distrito de California del Norte. Según la CNN, Gonzalez Rogers se mostró escéptica ante algunas de las afirmaciones de Epic y dijo en varias ocasiones que no estaba convencida de los argumentos o la estrategia de la compañía.

Apple argumentó que sus políticas han sigo diseñadas para proteger a los usuarios. Epic dijo luego que se trata de una empresa reputada con varios años de historia y que no supone ninguna amenaza para su seguridad, pero la jueza Gonzalez Rogers dijo que no se trataba de eso, acusando a Epic de ser deshonestos al violar expresamente las normas de la App Store.

“Hicisteis algo, mentisteis por omisión, y no estáis siendo claros. Este es el problema de seguridad. ¡Este es el problema de seguridad”, dijo Gonzalez Rogers a Epic, según asegura la CNN. “Hay mucha gente que os considera héroes por lo que habéis hecho, pero sigue no siendo honesto.”

Se trató solo de una audiencia preliminar, y por ahora el juicio no se celebrará hasta julio de 2021. La jueza Gonzalez Rogers prefiere que tenga lugar ante un jurado.

Ni Epic Games ni Apple han querido hacer ningún comentario al respecto.

Artículo original publicado en MacWorld Suecia.