La semana pasada, Apple anunciaba la marcha de Jony Ive, hasta este lunes el jefe de diseño de la compañía de la manzana. Tras casi 30 años en la empresa, su adiós abría muchas incógnitas, sobre todo en torno al porqué de su decisión.

Cada vez gana más fuerza la teoría de que habría sido tomada tras años de descontento con Tim Cook y su supuesta falta de interés en el diseño de los productos. Así lo aseguran varias publicaciones, como The Wall Street Journal o Bloomberg.

Según un artículo de WSJ, esto explicaría por qué a menudo Cook parecía ver por primera vez un producto en el área de muestra de los eventos de Apple, o también los desacuerdos entre ambos sobre cómo debía venderse el Apple Watch.

Aún así, Ive seguirá trabajando con Apple. El diseñador industrial británico ha creado la empresa LoveFrom y tendrá a los de Cupertino como clientes. Se cree que Apple le pagará millones de dólares al año para seguir contando con sus diseños.

Los logros de Ive son incuestionables. Con los años, ha conseguido crear una identidad Apple reconocida por todo el mundo. Es por esto que hay quien piensa que su marcha supondrá un antes y un después para la compañía como lo fue la muerte de Steve Jobs.