Tras semanas de especulación y negociaciones, Nvidia anunció este domingo 13 de septiembre que se había comprado la compañía creadora de chips ARM Holdings por 40.000 millones de dólares a Softbank, sus antiguos propietarios. Se trata del acuerdo más cuantioso jamás ocurrido en la industria de los procesadores.

Nvidia pagará 12.000 millones de dólares en metálico, mientras que deberá pagar 2.000 millones de dólares al momento de la firma del contracto. Nvidia también invertirá 21.500 millones de dólares en acciones, mientras que los empleados de ARM recibirán acciones de Nvidia valoradas en 1.500 millones de dólares.

Con la compra de ARM, Nvidia espera estar bien preparada para la edad de la inteligencia artificial y el Internet de las cosas. Como ha explicado su fundador y director ejecutivo, Jensen Huang, “la IA es la fuerza tecnológica más potente de la actualidad y ha iniciado una nueva era para la informática”.

“En los próximos años”, sigue, “miles de millones de ordenadores con inteligencia artificial crearán un nuevo Internet de las cosas que será muchísimo más grande que el Internet de la gente de hoy. Nuestra fusión creará una compañía que esté fantásticamente posicionada para la era de la inteligencia artificial”.

ARM seguirá teniendo sus oficinas principales en Cambridge, en el Reino Unido, que se convertirá en una “ubicación de investigación en inteligencia artificial con categoría mundial”. El objetivo es crear un superordenador IA basado en la tecnología ARM.

Para Softbank, la inversión original que hicieron en el negocio ha merecido la pena: hace cuatro años, el holding invirtió 32.000 millones en ARM. Por otro lado, Nvidia tendrá acceso a centenares de patentes que podría ayudarles en el desarrollo de sus productos.

Las juntas de directores de Softbank, Nvidia y ARM ya han aprobado la adquisición, pero están a la espera de su aprobación por parte de Estados Unidos, China, Reino Unido y la Unión Europea.

¿Qué significa esto para Apple?

No debería tener ningún impacto en Apple, pese a que la compañía ha decidido pasarse a la arquitectura ARM para el diseño de los chips de sus Macs. Apple ya utiliza esta arquitectura para otros procesadores (como iPhone, iPad, etc.), por lo que no necesita que ARM sea independiente para poder utilizarlos.

Aparentemente, Apple habría mostrado su interés por Nvidia. No obstante, incluso tras decidir incluir diseños ARM para los procesadores de sus Macs, la estructura corporativa de ARM no encajaría bien en Apple.

Para saber más, no te pierdas nuestro artículo sobre la transición de Apple hacia ARM.

Artículo original publicado en Macwelt