El 5 de octubre de 2011 el mundo se conmocionó con la noticia de la muerte de uno de los hombres más carismáticos del mundo tecnológico. La marcha de Steve Jobs dejó a Apple sin su carismático alma máter y, desde entonces, a pesar de que han pasado ya casi cuatro años, mucho se ha seguido escribiendo sobre su figura, e incluso se estrenó en 2013 un aclamado film basado en su biografía con matices ficticios.

Ahora, el director Alex Gibney, que en 2008 recibió un Oscar al mejor documental largo por Taxi to the Dark Side, ha dirigido “Steve Jobs”, un nuevo metraje con guión de Aaron Sorkin que se estrenó el 9 de octubre en Estados Unidos y que, protagonizado por Michael Fassbender, al que la crítica ya señala como candidato al Oscar como mejor actor por este papel, muestra el lado más oscuro y menos conocido de la figura de Apple.

Ninguno de los responsables de Apple ha querido pronunciarse aún acerca de este nuevo biopic que llegará a España en enero de 2016.