La versión 4.1 de After Effects, herramienta de diseño y efectos de vídeo de Adobe, estará disponible en Estados Unidos a finales de septiembre, según ha anunciado la compañía. Esta versión dispondrá de nuevas funciones en la interfaz de programación de la aplicación (API), permitirá mejoras en la importación y exportación de archivos, y soportará dos formatos de archivo 3-D, aparte de QuickTime 4.0, con posibilidad de exportarse. La API renovada permitirá, según Adobe, que los desarrolladores escriban nuevos módulos para el software.

Algunas características presentes en la versión 4.1 serán la de visualizar un organigrama para organizar las composiciones y los trabajos, capacidad para guardar los efectos favoritos, mejoras en el enmascarado, y la posibilidad de aplicar rellenos y movimiento a textos por separado. Según Adobe, After Effects 4.1 incluirá componentes de exportación QuickTime 4.0 para ayudar al usuario a preparar contenidos de streaming para la Web. La interfaz y las mejoras del flujo de trabajo son otra de las novedades de la versión 4.1.

Aparte de la versión estándar de After Effects 4.1, Adobe ha preparado una versión Production Bundle, con funciones adicionales como control avanzado de movimientos, capacidades para más efectos de sonido y un nuevo motor de renderizado más potente.

Haciéndose eco de este lanzamiento, los fabricantes de terceras partes ya han anunciado módulos (plug-ins) para After Effects, como Atomic Power, que lanzará Psunami 1.0 (simulador de efectos líquidos); Total Training, con cintas de vídeo para After Effects 4.0 y 4.1; Nothing Real LLC, con una versión para Mac de su herramienta de procesado de imagen, Shake; o Integrated Computing Engines, con ICE 3.0.