El acuerdo con Trio permite a Adobe continuar comercializando dichos programas, a raíz de los cuales Abobe había sido acusada de utilizar para otros fines no acordados, el motor de base de datos C-Index.

“Esta es una situación que nunca perteneció al tribunal”, comentó Ray Campbell de Adobe. “Estamos contentos de haber podido resolver esto de una forma más informal”, comentó.

Los términos del acuerdo no han sido desvelados, aunque Adobe no espera que repercutan en las previsiones de sus resultados financieros. Web: www.adobe.com