Las entradas para asistir a la WWDC10 y con ello poder participar en las conferencias y talleres previstos, están agotadas. El interés que ha despertado la presentación de la versión definitiva de iPhone OS 4, unido a la posible presentación de un nuevo iPhone han sido dos de los principales motivos de esto.

Tal y como viene siendo habitual, las entradas se han agotado. Pero en esta ocasión, el tiempo consumido ha sido de apenas 8 días, mientras que lo habitual es que esto suceda durante las primeras 2 semanas.