Nuevas informaciones sobre el conflictivo proceso de producción de los chips G4, señalan que el fabricante de procesadores para PC y principal competidor de Intel, American Micro Devices, podría suministrar a Motorola su excedente de producción y emplearlos en la fabricación del G4. De esta forma, Motorola podría hacer frente a la acelerada demanda de G4 por parte de Apple, y de paso reducir sus costes de fabricación, desviando parte de la fabricación del chip a AMD. Pero el acuerdo con AMD iría más allá, y Motorola podría estar pensando licenciar varias tecnologías de AMD, incluyendo el diseño de caché nivel 2, los sistemas controladores de memoria de alta velocidad, y algunas tecnologías de procesado de coma flotante.

Por consiguiente, este acuerdo entre los dos fabricantes de semiconductores podría tener consecuencias y hacer revisar la alianza Power PC entre Apple, IBM y Motorola, en la que previsiblemente, habría un lugar para AMD. El objetivo de incluir a AMD como nuevo socio de la alianza AIM (Apple, Motorola e IBM) sería el de utilizar las tecnologías prototipo de AMD en el propio chip Athlon de AMD y en los chips Power PC, ya que de otra forma infringirían las patentes de la alianza. AMD y Motorola comenzaron su colaboración en 1998, y como parte de su intercambio tecnológico, este acuerdo permitiría a AMD acceder a la tecnología de cobre de Motorola, a cambio de que ésta pueda emplear la de AMD para la fabricación de chips especializados.