Apple ha hecho públicos los resultados del segundo trimestre fiscal del año (de enero a marzo de 1999) anunciando unos beneficios netos totales de 135 millones de dólares (20.050 millones de pesetas), lo que equivale a 0,84 dólares por acción. No obstante, Apple ha declarado que parte de estos beneficios (cerca de 42 millones de dólares) provienen partidas atípicas, esto es: de la venta de acciones de ARM Holdings por valor de 50 millones de dólares. A los beneficios por la venta de acciones hay que restarles los gastos generados por la reestructuración (ver Macworld 79, página 12) de las factorías de Elk Grove (Sacramento) y Cork (Irlanda). Sin tener en cuenta estos dos factores, los beneficios totales ascenderían a 93 millones de dólares (0,6 dólares por acción).

Estas cifras significan un crecimiento (en cuanto a beneficios) importante con respecto al mismo trimestre del año anterior, en el que los beneficios fueron de 55 millones de dólares. Asimismo, el margen bruto del trimestre ha sido del 26,3 por ciento, cuando en el mismo trimestre del año anterior se situaba en un 24,8 por ciento.

Con respecto a las ventas, Apple ha declarado unos ingresos por éstas de 1.530 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 9 por ciento con respecto al mismo trimestre del año anterior. Uno de los factores que han contribuido al éxito en las ventas ha sido la gran aceptación del iMac, del que se han vendido 1.150.000 unidades en todo el mundo desde que fue lanzado hace siete meses y medio. Coincidiendo con el anuncio de los beneficios, Apple ha hecho público el lanzamiento de la nueva versión del iMac con procesador G3 a 333 MHz. Mas información en www.apple.es/noticias.