Steve Jobs ha justificado el cambio de arquitectura por las mejores perspectivas que ofrece para el futuro próximo. “Vamos a hacer esta transición porque queremos hacer los mejores ordenadores”, ha dicho Steve Jobs, CEO de Apple. El máximo responsable de la compañía ha expresado su disgusto con el desarrollo de los G5 por parte de IBM: “Yo estaba de pie aquí hace dos años prometiendo un G5 a 3 GHz. Sé que muchos de vosotros querríais un PowerBook G5, y no hemos sido capaces de ofrecéroslo”.

Según Steve Jobs, los procesadores e Intel ofrecen mejores perspectivas para el futuro: “Cuando miramos a los mapas de ruta, a mediados de 2006, vemos que los PowerPC nos ofrecen 15 unidades de rendimiento por vatio, mientras que Intel nos ofrece 70. Y esto nos dice que debemos hacer”, ha declarado Steve Jobs.

Marklar, la vida secreta de Mac OS X Steve Jobs ha declarado que Apple comenzará a vender Mac con procesadores Intel el año que viene. El CEO de Apple ha afirmado que la transición se habrá completado casi totalmente en dos años y terminará a finales de 2007.

Como nota curiosa, Jobs ha confirmado que, tal y como señalaba uno de los muchos rumores sobre de Apple, la compañía lleva años trabajando en una versión de Mac OS X para arquitectura Intel, llamada Marklar. Así, Jobs ha dicho que Mac OS X ha estado llevando “una doble vida durante estos últimos cinco años”. “Puedo confirmaros que todas las versiones de Mac OS X han sido compiladas para PowerPC y para Intel, esto ha venido sucediendo durante los últimos cinco años”, ha dicho el CEO de Apple, que posteriormente ha mostrado una versión de Tiger funcionando en un Pentium 4 a 3,6 GHz. En esta demostración ha enseñado el funcionamiento de Dashboard y las mini aplicaciones Widgets, el programa de correo electrónico Mail, y Safari funcionando en esta máquina con arquitectura Intel (aunque la máquina en sí no ha sido mostrada).

Se necesita a los desarrolladores para la transición La siguiente parte del discurso de Jobs ha sido para hacer un llamamiento al apoyo de los desarrolladores. Jobs ha explicado que gracias a las nuevas herramientas de desarrollo, las mayoría de las aplicaciones necesitarán sólo pequeños reajustes, algunas ni siquiera eso, como es el caso de las aplicaciones Java como los Widgets. Además, las nuevas herramientas de desarrollo de Apple permitirán crear los programas para las dos arquitectura e incluso crear un “binario universal” (como las antiguas aplicaciones Fat de la transición a PowerPC) que funcionará en ambas arquitecturas, de modo que los desarrolladores solo tendrán que vender un único CD.

Roseta hace compatibles las aplicaciones actuales. Asimismo, al igual que en la transición a PowerPC, el sistema integrará un entorno de compatibilidad que hará que las aplicaciones actuales funcionen directamente en los Mac con Intel. Jobs ha descrito Roseta como “un traductor binario dinámico de poco peso, nada parecido al actual entorno Classic”, y ha mostrado las versiones actuales de Office y Photoshop CS2 funcionando en los nuevos sistemas Intel.

Los grandes desarrolladores apoyan al Mac Para dar confianza a la nueva estrategia de Apple, Jobs ha contado con la presencia de algunos de los máximos responsables de compañías de software como Bruce Chizen, de Adobe, o Roz Ho, de Microsoft, que han mostrado el compromiso para el futuro con la plataforma Macintosh. Jobs ha concluido diciendo: “Apple es fuerte y el Mac es fuerte. Así que es un gran momento para comenzar construyendo para el futuro, para hacernos todavía más fuertes. Estamos haciendo máquinas increíbles ahora, tenemos preparados productos geniales basados en PowerPC y estamos diseñando algunos Mac basados en Intel.”

“El alma del Mac es el sistema operativo” En un último llamamiento a la confianza de los desarrolladores, Jobs ha terminado diciendo: “Habrá una transición y nos estamos preparando. Es hora de que vosotros os preparéis también. Porque más que el procesador, más que el hardware, el alma del Mac es el sistema operativo, y no nos vamos a quedar parados”.