El pulso legal entre Apple y Samsung vive un nuevo capítulo, esta vez en territorio estadounidense. Apple ha conseguido una importante victoria al ver admitida su petición de paralización de las ventas del Samsung Galaxy Tab 10.1 en Estados Unidos. La compañía había conseguido anteriormente una decisión similar en Alemania.

samsungApple había denunciado a Samsung por considerar que su tablet es una copia del iPad. Al mismo tiempo, la compañía surcoreana ha acusado a Apple de vulnerar varias de sus patentes relacionadas con tecnologías de conexión inalámbrica. Fruto de estas acusaciones, ambas empresas se enfrentan en los tribunales de medio mundo.

Aunque el pulso legal se desarrolla en varios países, las denuncias en Estados Unidos tienen un peso especial por la importancia de dicho mercado. Teniendo en cuenta la trascendencia de dichas denuncias, Apple ha conseguido una importante victoria, de momento preliminar. Según Reuters, Apple ha conseguido que la justicia de Estados Unidos ordene paralizar las ventas del Galaxy Tab 10.1, el tablet de Samsung.

En un primer momento, a jueza encargada del caso, Lucy Koh, había desestimado la petición de Apple de paralizar las ventas del dispositivo de Samsung. Sin embargo, tras reclamaciones de Apple, ha sido la propia corte federal de apelaciones de Estados Unidos la que ha emplazado a la jueza Koh a reconsiderar su decisión. De esta forma, finalmente se ha emitido orden de paralizar las ventas del Galaxy Tab 10.1.

Según la propia jueza Koh, se respeta el derecho de Samsung de competir en el mercado, pero no con un produzco polémico que podría determinarse como copia de otro. De esta forma, la jueza ha decidido emitir la orden de paralización de venta del dispositivo. Se trata de un duro golpe para Samsung, que lleva meses luchando por la validez e integridad del Samsung Galaxy Tab 10.1.