Claris, subsidiaria de Apple y uno de los grandes desarrolladores de software para Mac, dejará de funcionar tal y como lo ha hecho hasta ahora. A finales del mes de enero, Apple anunció una amplia reestructuración de su subsidiaria orientada al desarrollo de software, que pasará a enfocarse exclusivamente en su línea de productos estrella FileMaker (incluyendo también Claris Home Page por su conectividad con FileMaker).

La reestructuración incluye el cambio de nombre de la compañía que pasará a llamarse FileMaker Inc, la desinversión en los diferentes productos Claris que no se incluyan en la familia FileMaker, y el despido de 300 empleados de Claris.

“Como FileMaker, Inc. podremos concentrar ahora toda nuestras energías en el exitoso negocio FileMaker”, aseguró Dominique Goupil, presidente de Claris. “Estamos totalmente comprometidos con hacer crecer drásticamente este negocio en los próximos años”.

A partir del 1 de febrero Apple distribuirá todo el software con marca Apple, incluyendo el sistema operativo Mac OS 8, en EE.UU. En los demás paises, esta transición se iniciará el 1 de abril de 1998. Además, Apple desarrollará, distribuirá y dará soporte al paquete integrado de software de productividad ClarisWorks. Las líneas de producto Claris Emailer, ClarisDraw, Claris Impact y Claris Organizer pasarán también a Apple.

La familia FileMaker se compone actualmente de la aplicación FileMaker Pro 4.0, la versión servidor FileMaker Pro Server y el kit de desarrollo de software FileMaker Software Developer Kit.

FileMaker Pro es el software de base de datos más utilizado para Macintosh y es la segunda base de datos más popular para Windows, con cerca de 3 millones de unidades vendidas y con un colectivo de 2.500 desarrolladores que crean productos basados en FileMaker. Las ventas de la línea FileMaker Pro ascendieron a 73 millones de dólares (más de 11.000 millones de pesetas) en el año fiscal 97 (cerrado el último día de septiembre de 1997), y a 24 millones de dólares (por encima de los 3.600 millones de pesetas) en los tres últimos meses del año calendario 1997. Las ventas de las versiones de FileMaker para Windows se han más que triplicado en los dos últimos años (pasando de 9 a 28 millones de dólares) y han crecido un 77% en el último trimestre de 1997 con respecto al mismo trimestre del año anterior.

La reacción de la comunidad de desarrolladores a la decisión de Apple combina una mezcla de esperanza y temor. Una buena parte de ellos están de acuerdo con la decisión de Apple entendiendo que FileMaker es la herramienta adecuada para generar negocio, y que el negocio Claris era fundamentalmente FileMaker. Bajo este punto de vista, la aplicación FileMaker podría explotar todas sus posibilidades como producto único. Sin embargo, los desarrolladores de otros productos de Claris, (ClarisWorks, por ejemplo) no comparten ese optimismo.

Una vez consolidada la decisión, FileMaker anunció el lanzamiento del nuevo logo corporativo de la compañía combinando los colores gris oscuro y azul, que fue presentado con motivo de la Macworld Expo de Tokio a mediados de febrero.