Las ventas totales han alcanzado en este periodo 1.380.000 máquinas, incluyendo 700.000 iMac y 235.000 iBook, reflejando un crecimiento interanual de ventas del 46%, según ha afirmado la compañía. El responsable de finanzas de Apple, Fred Anderson matizó también que las ventas de los nuevos G4 han sido “extraordinarias” y de los PowerBook “buenas”. Ante la pregunta de si podía desglosar las ventas de iMac por modelos, afirmó solamente que las ventas del nuevo iMac DV Special Edition, “han desbordado todas nuestras expectativas”.

Los beneficios netos declarados incluyen los 101 millones de dólares obtenidos tras la venta de acciones de ARM Holdings, unos ingresos de seis millones de cargo neto por reestructuraciones y un cargo único por un “bono especial para ejecutivos” de 90 millones de dólares. El beneficio por acción se ha incrementado a 1,03 dólares frente a los 0,95 en el mismo periodo del año anterior.

Otro detalle abordado en la rueda de prensa fue que los márgenes de beneficio sobre los equipos fueron más bajos que los anticipados hace unos meses. Los márgenes se encuentran para el primer cuarto en un 25,9%, un 2,3% inferior al año pasado. Esta situación ha estado producida, según Anderson, “al incremento en el precio de determinados componentes, especialmente la memoria RAM, a los altos costes de proporcionar los equipos con urgencia al canal de distribución y a la lentitud más alta que la esperada en la generación de beneficios del sistema operativo Mac OS 9, un producto en el que existe uno de los mayores márgenes de beneficio tras su venta como paquete independiente.

Respecto a la liquidez de la compañía (cash-flow) para asumir inversiones a corto plazo se han declarado 3,6 billones de dólares (3.600 millones de dólares).

Anderson, anunció también una ligera bajada de carácter estacional de las ventas para el próximo cuarto fiscal y anticipó que habrá un incremento de los márgenes de beneficio en la fabricación de máquinas y los costes de publicidad también sufrirán un pequeño recorte. Debe matizarse que una vez en el canal de distribución las máquinas, en el caso de los iMac, dejan beneficios en torno a un 5%.

Otro detalle que dejó caer el responsable de finanzas de Apple es que “en estos momentos tenemos un buen número de reservas de producto acumuladas del pasado cuarto”. Rehusó también a contestar cualquier cuestión relacionada con la disponibilidad de los G4 a 500 MHz aduciendo que “no hacemos presentación de productos”. Sin embargo, matizó que “la disponibilidad de los chips de 350 MHz y 400 MHz por parte de Motorola en pasado cuarto tuvo una substancial mejora y fue lo que permitió dar solución a las nuevas configuraciones en los G4”.

Al final de la rueda de prensa, Apple desveló cómo va a pagar a su recién incorporado CEO a todos los efectos, Steve Jobs. La junta directiva de la compañía votó por unanimidad conceder a Jobs “stock options” por 10 millones de acciones de la compañía al precio de compra de hace una semana y un avión Gulfstream V. Como dato anecdótico cabe destacar que el salario de Jobs permanecerá en un simbólico dólar al año.