Conducida por el responsable europeo de mercados creativos, Oren Ziv y complementada por las demostraciones prácticas de Kevin Miller responsable de marketing de aplicaciones, la presentación ha cubierto todas las novedades presentadas en la pasada edición de la feria NAB: el sistema Xsan de almacenamiento de alta disponibilidad, las nuevas versiones de Final Cut Pro, DVD Studio Pro, Shake y por último Motion, una aplicación que sin duda va a dar que hablar.

Final Cut Pro, bienvenidos a la alta definición.

Tras el repaso a las características de Xsan, que no llegará hasta el otoño, pero que podrá empezar a probarse antes gracias al programa de “beta-testers” que la compañía va a comenzar en breve; Apple ha mostrado las ventajas del nuevo formato DVC PRO-HD desarrollado por Apple y Panasonic y como es posible editar utilizar efectos en tiempo real y previsualizar distintos formatos de vídeo en alta definición HD utilizando Final Cut Pro HD con los Power Mac G5 y PowerBook G4. Otra de las ventajas del nuevo formato se encuentra en que el software captura el mismo formato nativo que emplean las nuevas cámaras y magnetoscopios HD de Panasonic, lo que evita las perdidas de calidad derivadas de la recompresión del flujo de trabajo HD convecional.

En cuanto a DVD Studio Pro, la compañía ha mostrado algunas de sus novedades más llamativas como la vista gráfica del flujo del proyecto (que puede además imprimirse o exportarse a PDF para, por ejemplo, realizar anotaciones), las impresionantes transiciones con canales alfa (canales de transparencia) y la codificación de HD a MPEG-2 a través de la nueva versión de Compressor (también incluido en Final Cut Pro HD).

Efectos muy especiales

En lo que respecta a la aplicación para composición y efectos visuales Shake, ha destacado sus nuevas capacidades de metamorfosis y distorsiones que permiten realizar impresionantes efectos (en la demostración, Apple ha dejado boquiabiertos a los asistentes mostrado como puede hacerse que un personaje se transforme literalmente en otro en una espectacular metamorfosis). Por desgracia, la interfaz y manejo de Shake se mantienen, lo que en términos de facilidad de uso la alejan del resto de las herramientas de la compañía. Curiosamente, a alguno de los profesionales presentes en la demostración les parece natural que el funcionamiento de Shake sea similar al de herramientas de otros desarrolladores especializados como discreet.

Motion, ¿la nueva “killer application”?

La guinda de la presentación ha sido sin duda Motion, que viene a cubrir un hueco en el que la mayoría de los realizadores debían alquilar los servicios de empresas especializadas o utilizar herramientas como combustión de discreet o After Effects de Adobe. Motion proporciona una manera sencilla y potente de crear lo que la mayoría de los editores de vídeo necesitan para mejorar la terminación sus trabajos: impactantes carátulas de entrada, títulos de crédito, efectos especiales y animaciones. Motion emplea la arquitectura de módulos de After Effects, un nuevo elemento de interfaz llamado “interactive dashboard”, una especie de paleta contextual semitransparente, y la tecnología gráfica Quartz Extreme (la misma que está integrada en la interfaz de Mac OS X) por lo que permite además trabajar de forma dinámica observando los resultados de en tiempo real (aunque requiere una tarjeta gráfica potente para funcionar con soltura). La mayoría de los asistentes a la presentación (a pesar de no querer mostrar una opinión definitiva hasta poder probar el producto con más calma) han coincidido en las grandísimas posibilidades que ofrece la nueva herramienta de Apple y su brillante futuro cuando salga al mercado este verano. Web: http://www.apple.com/software/pro.