Apple ha sido declarada absuelta de las acusaciones por infracción de la patente ColorSync, que la empresa Imatec había interpuesto contra la compañía. El tribunal de distrito de Nueva York ha desestimado la demanda de Imatec, que en 1998 había denunció a Apple alegando que la tecnología ColorSync violaba tres patentes de Imatec. El presidente de Imatec, Hanoch Shalit, pedía una indemnización de 1.100 millones de dólares, pero la sentencia del tribunal ha resuelto que ColorSync no infringe ningún aspecto específico de las patentes de Imatec, y además, no reconoce que esas tecnologías sean propietarias de Imatec.

La demanda de Imatec se tramitó en 1998, y en ella la compañía reclamaba la propiedad e invención de un sistema de gestión del color para la reproducción de imágenes en pantalla y en impresora. En respuesta a la demanda, Apple argumentó que sus productos ColorSync de gestión de color se desarrollaron en 1993 con la tecnología de color LinoColor licenciada a Heidelberg, y que existían anteriormente al sistema de Imatec. Esta compañía alegó que no existían evidencias de que ColorSync fuera anterior.

Una vez conocida esta sentencia, Imatec ha decidido recurrirla en el Tribunal de Apelaciones.