El fabricante japonés seguirá fabricando el eOne pero sólo en color plateado, en lugar del modelo que había estado comercializando hasta octubre pasado, en color azul transparente, que hicieron levantar una demanda a Apple por plagio en el diseño del equipo. Los 94.000 dólares que Sotec tiene que pagar a Apple supone menos cantidad de lo que la compañía japonesa dejaría de ganar con cien unidades del eOne.