El presidente de Apple Japón ha salido al paso de las acusaciones, que desembocaron el pasado 7 de diciembre en el registro de las instalaciones de Apple por parte de las autoridades japonesas, y ha manifestado que “nadie en Apple Japón controla los precios de los productos” .

El presidente de Apple Japón también ha manifestado que esta uniformidad en el precio en las máquinas entre diferentes distribuidores, indica que los márgenes de beneficio que reciben los mayoristas son escasos. Según Apple, los mayoristas no reciben más que un pequeño porcentaje de cada máquina.