Final Cut Pro emplea la tecnología integrada en QuickTime 4 y podrá emplearse con hardware certificado de terceras partes como las tarjetas Targa del fabricante Pinnacle.

Según Apple, Final Cut Pro incorpora, entre otras características, una intuitiva interfaz con capacidades de arrastrar y soltar, edición de tres puntos, reproducción simultánea en la pantalla del ordenador y en un televisor, así como edición y sincronización precisa de audio y vídeo.

Los requerimientos mínimos para Final Cut Pro constan de un Power Macintosh G3 a 300 MHz con 128 MB de memoria RAM, un disco duro de 6 GB, Mac OS 8.5 y una cámara DV o una tarjeta de vídeo de terceras partes con certificación de compatibilidad QuickTime. Más información en www.apple.com/finalcutpro.