Warren East, CEO de la compañía y máximo responsable de la misma, ha indicado que no encuentra ninguna razón para que Apple o cualquier otra empresa, adquiera ARM. Obtener licencias para contar productos y tecnología de ARM, es mucho más rentable que adquirir la propia empresa, ya que la compra supondría un gran desembolso económico tanto para Apple como para cualquier otra compañía interesada en realizar dicho movimiento.

En las declaraciones de Warren East, al diario Guardian, puede leerse: “Lo que si es emocionante es que el precio de las acciones subió gracias a estos rumores, pero el sentido común no dice que nuestro modelo de negocio es el correcto, ya que, de esta manera, las compañías tecnológicas pueden tener acceso a nuestra tecnología. Nadie tiene que comprar la compañía”.

Independientemente de si los rumores han sido creados por responsables de ARM o por gente cercana a Apple, lo cierto es que han provocado que las acciones de ARM suban un 3,4 por cien, situándose en su valor más alto desde abril del 2002.