Esta aplicación viene instalada de serie en los iMac DV e iMac DV Special Edition con conexión FireWire y tras su lanzamiento en octubre de 1999, se ha convertido en una de las aplicaciones más populares dentro, y ya fuera de la plataforma Mac, que permite la edición de vídeo digital de forma muy sencilla.

Con iMovie es posible importar vídeo desde una cámara DV a través de FireWire, ordenar los clips y aplicar efectos de filtros, transiciones y titulaciones de forma sencilla, pero ofreciendo resultados de alta calidad. De hecho, las películas generadas con iMovie, pueden ser transferidas a determinados modelos de cámaras DV y prepararlas para verlas en la televisión, volcadas sobre una cinta VHS convencional o generar archivos QuickTime para su libre distribución.

Según ha afirmado el propio Steve Jobs, "debido a la increíble demanda que se ha generado de este producto, hemos decidido poner la aplicación al alcance del usuario, sin coste alguno". Esta aplicación está disponible en www.apple.com/imovie.

Los requerimientos para utilizar iMovie son: un Power Mac G4 o PowerBook con conexión FireWire, sistema operativo Mac OS 9.0.4, QuickTime 4.1, 64 MB de RAM y un cable FireWire de 4 (por un lado) a 6 conectores (por otro) para poder conectar la cámara digital.