Apple no sólo tiene que acudir a los tribunales para defender los derechos de diseño del iMac, sino que ahora también se ha visto envuelta en un proceso judicial al haber sido demandada por uso ilegal del término ´´OS 9`` en el nuevo nombre de su sistema operativo. En concreto, el objeto del litigio es OS-9, un sistema operativo en tiempo real (RTOS), desarrollado por Microware, fabricante que ha llevado a los tribunales la supuesta apropiación indebida por parte de Apple del nombre ´´OS 9`` para su sistema operativo. Según fuentes cercanas a ambas partes, los abogados de Microware habrían contactado con Apple a principios del mes de agosto, y Apple podría ya estar preparando una segunda versión de Mac OS 9, con otro nombre que por el momento se desconoce. Esta versión reflejaría así el nuevo nombre del sistema operativo para constatar la diferencia con el sistema de Microware y así esquivar el plagio que supondría lanzar al mercado un producto con el mismo nombre que otro.

Tanto Apple Mac OS 9 como OS-9, de Microware, operan en procesadores PowerPC, pero son completamente diferentes, y no compiten directamente entre sí en el mercado, pero Microware está haciendo uso de su derecho a proteger su marca registrada y de denunciar a la autora del plagio para no provocar la confusión entre los consumidores.

Los representantes legales de Microware no se han mostrado dispuestos a retirar la demanda, a pesar de que Apple ha anunciado una nueva versión con distinto nombre, pero han reconocido que este hecho podría alterar en algún término las características de la demanda.