En la información desvelada en un primer momento por Wall Street Journal, aludiendo a fuentes cercanas a la situación, se indica que Apple podría cobrar 10 millones de dólares a las primeras empresas que deseen participar en iAd.

Una cifra que a priori parece muy elevada y que excluye de participar en iAd a muchas compañías de poca envergadura. Por ello, muchos expertos del sector publicitario, han calificado este supuesto movimiento de Apple como muy arriesgado.

En estos momento se calcula que hay alrededor de 85 millones de dispositivos iPhone OS, ellos se traduce en 85 millones de usuarios sensibles de ver la publicidad de iAd.