La compañía ha considerado que estos empleados realizaban tareas “redundantes”. Un total de ocho empleados trabajaban en el departamento de márketing de Apple Reino Unido, y estos ceses también han afectado al área de márketing de producto. Aún no se sabe si Apple planea realizar nuevos movimientos en la estructura de Apple UK, pero parece ser que la intención de la compañía es trasladar a la sede de Apple Europa en París algunas tareas hasta ahora emplazadas en otros países europeos, como por ejemplo, la publicidad y márketing.