En declaraciones a Macworld EE.UU. del portavoz de Apple, Bill Evans, "La transición de .Mac a MobileMe ha sido mucho más dura de lo que esperábamos, pero ahora todo está funcionando correctamente. Queremos disculparnos con nuestros leales clientes y expresar nuestra gratitud por su paciencia, ofreciendo a todos los suscriptores actuales una prolongación automática y gratuita del servicio [por un periodo] de 30 días sobre su suscripción MobileMe".

En un mensaje de correo electrónico a los suscriptores de MobileMe, Apple ha indicado que se han solucionado todos los problemas con las aplicaciones web del servicio.

Apple también dejará de utilizar la palabra "push" para describir cualquier aspecto de MobileMe. El problema, tal y como han indicado varias personas, se encuentra en el retardo de 15 minutos para que la información aparezca sincronizada en el ordenador desde "la nube" (Internet) y el resto de los dispositivos. Los cambios desde y hacia el iPhone y las aplicaciones web es inmediato, y continuará siendo así.

En declaraciones de Michael Gartenberg, vicepresidente y director de investigación de Jupiter Research, "han hecho lo correcto. En primer lugar han reconocido los problemas y, a continuación, han ofrecido un gesto de buena voluntad. No es importante si tienes algún problemilla o no, lo importante es que sepas resolverlo".

La ampliación del servicio MobileMe se mostrará de forma automática en la cuenta de los usuarios a lo largo de las próximas semanas.