Productos como el iPod, al que Apple califica de rotundo acierto, y el nuevo iMac son claves. Las ventas pormenorizadas desvelan que los equipos portátiles han sido la unidad de producto más vendida. Durante el último trimestre se han vendido 185.000 iBook, cifra que comparada con las 100.000 unidades del mismo periodo de hace un año arrojan un aumento interanual del 85%. Por su parte, Apple ha vendido 116.000 PowerBook G4 Titanio, que comparado con las 57.000 unidades vendidas de hace un año, muestran un crecimiento del 137%.

“El nuevo iBook ha vendido cerca de 600.000 unidades desde que fue lanzado el pasado mes de mayo”, afirmó Fred Anderson. “El iBook original vendió cerca de 700.000 unidades en unos 20 meses”.

El nuevo iMac

En el último trimestre las ventas de iMac han descendido un 24% respecto al mismo periodo del año anterior, vendiéndose 233.000 unidades respecto a las 308.000 unidades del primer trimestre de 2001. De aquí se desprende la necesidad de la total renovación de la máquina.

Anderson ha asegurado que las peticiones para adquirir el nuevo iMac han superado las expectativas. El director financiero comentó que las reservas solicitadas para el nuevo ordenador de Apple durante su primera semana han sido las más altas en la historia de la compañía desde que saliera el primer iMac en 1998.

Anderson también ha comentado que Apple está empleando una nueva táctica comercial: bajar los márgenes brutos para vender más unidades. De hecho, Anderson ha reconocido que para el trimestre de marzo los márgenes brutos del nuevo iMac serán más bajos que los del viejo.

¿Y el PowerMac G4?

Al director financiero de Apple se le ha preguntado por la posibilidad de que el nuevo iMac con procesador G4 pueda terminar con las ventas de las torres profesionales PowerMac G4. para Anderson, la línea PowerMac está especialmente diseñada para satisfacer las necesidades técnicas y de expansión de los clientes profesionales. “Un bus de sistema más rápido, caché de nivel 3 en los modelos superiores, sistemas gráficos más veloces, Gigabit Ethernet, sistemas de doble procesador, posibilidad de utilizar mayores y múltiples monitores, cuatro bancos PCI abierto, mayor capacidad de memoria y la posibilidad de añadir discos duros extras son “pequeñas diferencias” entre los sistemas profesionales y los iMac orientados al mercado de consumo, argumenta Anderson.

Mac OS X

Apple también es optimista en lo relacionado a Mac OS X para el resto de su año fiscal. El director financiero asegura que ha habido un incremento del 40% en el lanzamiento de aplicaciones nativas para el nuevo sistema después del lanzamiento de la versión 10.1. Para Anderson esta primavera será clave en el lanzamiento de aplicaciones cruciales para el sistema operativo.

Aproximadamente un millón de copias de Mac OS X han sido vendidas y cerca de dos millones de Mac ya han salido de las tiendas con Mac OS X preinstalado. Web: www.apple.com.