De esta forma, y según declaraciones de Antonio Quirós, consejero delegado de Luarna Ediciones, “sólo con precios ajustados, que pueden oscilar entre los dos y los nueve euros, la edición digital tendrá una oportunidad en el mercado editorialsin que se vea afectada por las descargas ilegales de contenidos”.

De hecho, las declaraciones realizadas por Antonio Quirós, y que recoge Europa Press, critica la decisión de “aquellas editoriales que para subir sus precios se amparan en el esfuerzo inversor que han de realizar para digitalizar los contenidos”. Es más, desde Luarna Ediciones, se cree que “este coste va a ser siempre inferior al de la edición en papel, por lo que no equiparamos en ningún caso los costes con el ahorro que conlleva la edición digital". La editorial apunta, además, “que el coste de editar digitalmente un libro oscila entre los 200 y los 300 euros, mientras que la edición en papel puede ascender a 3.000 euros para una tirada de 2.000 ejemplares de un título con 300 páginas”.

Las operaciones que se realizan desde las operadoras, donde están ofreciendo e-books a un precio máximo de 10 euros, hará “que el tiempo nos de la razón”, finaliza Antonio Quirós.