La reducción extrema de las cámaras compactas para poder llevarlas en el bolsillo hace que resulte difícil apoyarlas en una mesa u otra superficie para hacernos un autorretrato. Casio lo ha resuelto añadiendo un marco abatible alrededor de la cámara que se puede desplegar para darle estabilidad. Además se puede utilizar el marco para colgar la cámara en una pared o apoyarla en superficies irregulares.

La cámara Casio Exilim EX-TR100 tiene un grosor de solo 14,9 milímetros, una pantalla táctil de tres pulgadas e incorpora la función HDR-ART que Casio presento el año pasado, y que se encarga de tomar fotos en HDR con sólo disparar. Al tocar en cualquier zona de la pantalla se enfoca ese punto y se hace la foto.

La cámara no tiene zoom, sino un objetivo fijo de 21 mm f/2.8 con una amplia cobertura angular. Dispone de un sensor CMOS de 12,1 megapíxeles y puede grabar video Full HD H.264, así como grabar en alta velocidad a 240 fps.

Con la cámara se incluye el software necesario para subir fotos y vídeos a Internet de forma automática.

La cámara Casio Exilim EX- TR100 estará disponible a partir de Abril con un precio de 249 EUR.