Sony Ericsson y Vodafone son quizá los nuevos miembros más notables. El primero ha estado utilizando generalmente Symbian como sistema operativo de sus teléfonos inteligentes, si bien recientemente ha diseñado su primer teléfono basado en Windows Mobile, el Xperia.

Vodafone ha sido uno de los primeros grandes operadores en anunciar sus planes para reducir el número de sistemas operativos utilizados en los teléfonos sobre sus redes a sólo dos o tres. En 2006, indicó que había elegido Symbian, Linux y Windows Mobile como las tres plataformas para sus teléfonos inteligentes durante los próximos cinco años. Si bien Android está basado en Linux, no es compatible con los estándares definidos por la LiMo Foundation, un grupo encargado de publicar las especificaciones para la capa intermedia de software (middleware) utilizado en dispositivos móviles Linux.

Otros nuevos miembros de la OHA son AKM Semiconductor, ARM, AsusTek Computer, Atheros Communications, Borqs, Ericsson, Garmin International, Huawei Technologies, Omron Software, Softbank Mobile, Teleca y Toshiba.

Los miembros pueden optar por desplegar dispositivos Android, contribuir realizando importantes aportaciones de código a Android, o bien soportar el proyecto con productos y servicios que aceleren la disponibilidad de los dispositivos Android tal y como ha indicado la OHA en un comunicado.