Para Eisner, estrategias de campaña publicitarias como “Rip. Mix, Burn” de Apple para promocionar la aplicación iTunes, ponen de manifiesto cómo la industria de los ordenadores ofrece la opción de piratear los contenidos como uno de sus principales argumentos de ventas.

Para el responsable de Disney, los mensajes de estas campañas pueden resultar confusos para los posibles compradores ya que afirma, “que ellos pueden entender que pueden cometer un robo, si compro este ordenador”. Eisner, por otro lado ha ignorado la campaña sobre el iPod, que incorpora potentes medidas de seguridad contra la música pirateada.

Los comentarios de Eisner llegan al Congreso ya que están considerando llevar adelante una nueva ley (Security Systems Standards and Certification Act), que requeriría a los fabricantes de ordenadores y dispositivos electrónicos de consumo que instalasen tecnología para evitar que se duplique contenido sujeto a derechos derivados de la propiedad intelectual y que incluiría al CD, DVD, música digital, películas, etc.