Según el artículo, el hecho de que los Mac estén perdiendo poco a poco su imagen de máquinas de “culto de aquellos que aprecian el diseño sobre la función”, está siendo aprovechado por Apple para atraer a su tarjet más complicado, los gestores de TI.

Con este propósito, el fabricante ha diseñado una estrategia que pasa, además del diseño de una campaña de publicidad que busca alejar al usuario de Windows, por ofrecer su nuevo servidor Xserve a un atractivo precio. Por 3,132 EUR, el servidor permite el ahorro de costes en forma de licencia para un número ilimitado de clientes. En contraposición a otros servidores cobran por usuario, esto se traduce en que otras compañías terminan pagando más por licencia que por hardware, apunta el artículo.

Tom Goguen, director de Apple para software de servidor, manifiesta que todo esto puede provocar un cambio de mentalidad en los gestores de TI, quienes deberían tener en cuenta lo que Mac puede hacer en su empresa. No obstante, desde Apple se mantiene la conciencia de la dificultad de ponerse a la cabeza en este mercado. “Los usuarios de Mac no acostumbran a ver la informática como un plan de negocio. Como resultado, los gestores de TI aún piensan en Apple en este sentido y, en una situación económica como en la que estamos, ven un riesgo adoptar este tipo de tecnología. Sin embargo, la mayor parte del dinero viene de la empresa, por lo que es lógico que se dirijan en esa dirección”, concluye el artículo.