Apple España ha confirmado a Macworld que se trata de un problema referenciado y que ya se han puesto manos a la obra para proceder en los casos afectados, y dentro de los términos de la garantía de producto, a realizar la recogida y sustitución de la máquina averiada. Por su parte, contactos en el canal han confirmado que “en vez de la sustitución inmediata del ordenador nuevo por otro, se están enviando máquinas a Holanda, con el consiguiente descontento del cliente”.

Apple España no ha aportado cifras concretas del número de PowerBook G4 Titanio vendidos en España afectados por este problema pero se ha hecho hincapié en que se trata de un problema en un pequeño porcentaje de máquinas y que las últimas remesas ya no tienen este defecto de fabricación, haciendo una llamada a la tranquilidad a sus potenciales compradores.

Pero el canal no está dispuesto a asumir este error, que ellos entienden, de Apple y se han desatado ciertos temores, según Apple España “infundados”, de verse denunciados por algún cliente. En una entrevista telefónica mantenida esta mañana con un distribuidor que prefiere mantener su anonimato, “nuestra situación es complicada porque tras una venta, en la que además el cliente ha tenido que esperar bastante para conseguir su Titanio, ahora nos enfrentamos a otro problema, ni tenemos máquinas para cambiar de forma inmediata ni tenemos argumentos para hacerle entender a un cliente que un ordenador recién comprado deba ser enviado a reparar a Holanda.”