En su informe mensual Global Threat Report, ScanSafe subraya el significativo incremento que supone este porcentaje respecto de octubre, cuando los ataques de día cero representaron el 16% de las amenazas detectadas por sus expertos.

En los ataques de día cero, los hackers se adelantan a los fabricantes de software y a los proveedores de herramientas de seguridad consiguiendo explotar vulnerabilidades antes de que éstos hayan tenido tiempo de cubrirlas. De ahí su peligrosidad, al afectar a todos los usuarios, no sólo a aquellos que no tengan al día sus actualizaciones software.

ScanSafe también señala que un tercio –en concreto, un 33%- del todo el malware web detectado por sus sistemas fue difundido a través de sitios web legítimos pero comprometidos. Este porcentaje, aunque preocupante, ha descendido respecto a octubre (65%).

Sin embargo, a pesar de este importante descenso, el aumento de las amenazas de día cero y de las técnicas de ataque basadas en ingeniería social ha provocado que la tasa total de malware basado en web sólo haya disminuido un 2,4%, según ScanSafe, que basa sus datos en el análisis mensual de las más de 20.000 millones de peticiones web procesadas por la compañía para sus clientes en unos 80 países.