Su tamaño compacto permite tenerlo sobre la mesa en cualquier parte. Podemos desplegar su sistema de entrada y salida de papel para que todos los documentos escaneados se mantengan ordenados. La velocidad de escaneado de hojas a doble cara del ScanMate i1150  asciende a las 40 páginas por minuto, y es especialmente rápido en las primeras, con una media de 10 páginas en los 15 segundos iniciales mediante el modo de uso en Turbo Boost.

Pero lo que lo hace diferenciarse del resto es su sistema de escaneado de códigos de barras, gracias al motor integrado en el escáner, con la que es posible archivar y administrar automáticamente los documentos. El usuario cuenta con una pantalla LCD física sobre el dispositivo desde la que es posible interactuar y modificar los ajustes más básicos.

El ScanMate i1150 de Kodak debe ser utilizado junto a un ordenador o portátil, en base a la conexión de tipo USB. Es compatible con las principales plataformas de Windows o Macintosh, y podemos modificar o aplicar ciertos filtros antes de guardar el documento o las hojas escaneadas. Soporta los últimos estándares de controladores de tipo TWAIN o ISIS y cuenta con una garantía de los tres primeros años. Su precio de venta recomendado es de 495 euros.