Este software libre, que nunca debe confundirse con software gratuito, conocido como «opensource», tiene el objetivo de fomentar un entorno de trabajo colaborativo y abierto en el uso y aplicación de la tecnología de la información. Y para que un software sea libre, el usuario debe poder disfrutar de los siguientes derechos: usarlo como quiera, donde quiera, redistribuirlo a quien quiera, por los medios que quiera y modificarlo (y mejorarlo o personalizarlo). Apple actualmente está comprometida con la comunidad OpenSource.

Los representantes de HispaLiNUX presentaron un informe sobre la repercusión del software libre en la Administración Pública, así como un análisis de la página web del ministerio. HispaLiNUX recibió el encargo para la preparación de informes adicionales sobre las ventajas del uso del software libre en la educación, la industria y el desarrollo de las PYMES. Por su parte, los representantes de HispaLiNUX instó al Ministerio a nuevas reuniones, centradas en la lucha contra las Patentes de Software y la Creación de un Observatorio de Software Libre en la Administración. Web: www.hispalinux.es