Es compatible con los iPod touch e iPhone, pero para poder utilizarlo es necesario que los dispositivos cuenten con un jailbreak aplicado. El iPod touch ha demostrado ser un dispositivo muy adecuado para jugar, pero su pantalla táctil hace que el juego con algunos simuladores deportivos sea algo complejo, pues no cuenta con botones de control físicos.

Este último aspecto es el que viene a cubrir iControlPad: ofrecer una mayor comodidad a los jugones que quieran utilizar emuladores y juegos de todo tipo sin el menor problema de manejo. Han tardado más de 24 meses en producirlo y solamente fabricarán 3.000 unidades, por el momento se desconoce su precio, pero será desvelado en breve.