La tecnología Wi-Fi, apoyada por Apple, Dell, Cisco Systems, Agere Systems y 60 compañías más, está basada en el protocolo estándar IEEE 802.11, actualmente utilizado en el sistema de tecnología inalámbrica Airport de Apple que opera a una velocidad de transferencia de 11 Mbps.

Intel estaba vendiendo sus productos basados en tecnología 802.11b al mercado de empresa, mientras que el protocolo HomeRF se incorporaba en productos dirigidos al mercado de consumo.

Ejecutivos de Intel argumentan que utilizando sólo la tecnología inalámbrica que dispone de todo el apoyo de WECA (Wireless Ethernet Compatibility Alliance) que promueve el estándar 802.11b, se permitirá a los empresarios trabajar en casa con sus portátiles del trabajo (con redes 802.11) e integrarlos en redes domésticas con el mismo protocolo fácilmente. A esto además, hay que sumar la considerable caída de precios de los productos Wi-Fi en el último año.