La importancia que seguirá adquiriendo el entorno empresarial y comercial (Enric Colet de ESADE), la nueva audiencia que va a generar la ausencia del monopolio de Telefónica con el comienzo de actividades de Retevisión (Ángel Cortés de Noticias Intercom), la mayor calidad de “espectadora” o “participadora” de esa nueva audiencia (Javier Creus de InteractiveBureau), la dimensión legal que va a alcanzar Internet (Bill Gates habla más con sus abogados que con sus técnicos) y que decantará el uso y control de la Red y del comercio electrónico (Amadeu Abril de ESADE), el buen uso que los administradores tendrán que hacer de la red para que se pueda hablar de ordenadores en la telaraña en vez de ordenadores llenos de telarañas (Antoni Esteve, LaviniaTV), el incremento que sufrirá la formación a distancia (Miquel Barceló de ICTNET), la importancia de HTML dinámico y de los contenidos locales (Vicent Partal de Vilaweb), el incremento de los problemas culturales y sociológicos frente a los meramente tecnológicos (Lluis Reales de La Vanguardia), la imposición del realismo que hará que las pymes descubran el potencial del correo electrónico pensando en la cuenta de resultados (Jaume Roque de la Cámara de Comercio de Barcelona), el incremento del uso de RDSI y el batacazo de la mayoría de los proveedores de servicio (Pep Vallés, de Olé), o, por fin, el uso indiscriminado que se hará de Internet y que nos llevará en breve a pensar, como en el caso de las tarjetas de crédito, en cómo habíamos podido vivir sin ella (Luis Ángel Fernández Hermana, de El Periódico de Catalunya).