La reacción provocada por el debut del nuevo iMac, y el hecho de que durante los dos últimos meses de 2001 Apple vendiese sólo en EE.UU 125.000 iPods, el reproductor digital portátil lanzado el pasado 23 de octubre, fueron las pruebas que mostró Jobs en su discurso para explicar cómo muchos se han “convertido” al Mac con sus nuevas fórmulas de venta basadas en lo que también denominase hace unos meses como “killer aplications”.

Steve Jobs, además anunció un acuerdo de Apple con el estado de Maine, gracias al cual, Apple va a equipar a los alumnos y profesores de 7º y 8º curso con un ordenador portátil con conexión en red, lo que significa la compra de un total de 36.000 iBooks, la operación comercial en el mercado educativo más grande de la historia de Apple. Web: www.apple.com