El discurso de apertura de la Apple Expo en París ha servido para que Steve Jobs haya anunciado la salida el próximo miércoles del iBook en el mercado norteamericano, para llegar unas semanas después a las tiendas europeas. A falta de la presentación de novedades importantes, el presidente y CEO de Apple, junto al vicepresidente de márketing de productos Phil Schiller, mostraron a la numerosa audiencia del salón Porte de Versailles la gama profesional Power Mac G4, anticipando que las versiones de alta gama en 450 y 500 MHz estarán en Europa en el mes de noviembre.

Centrándose en el iBook, y creando expectativas en el mercado europeo, Jobs anunció que han recibido 160.000 pedidos del portátil de consumo, 20.000 unidades más de las que hace unos días anunciara en Seybold.

Dentro del mercado francés, el CEO de Apple hizo público un nuevo acuerdo de distribución con las cadenas de establecimientos Fnac y Darty, el cual podría tener repercusión en las tiendas Fnac de nuestro país.

Del mismo modo que en la apertura de la Macworld Expo de Nueva York el pasado julio, se hicieron demostraciones de un Power Mac G4 frente a un Pentium III, de las capacidades de Sherlock II de búsqueda en Internet, se mostraron algunas funciones de Mac OS 9, las funciones de flujo de contenidos en tiempo real de QuickTime, y la tecnología inalámbrica AirPort. Incluso se realizaron demos de Halo para Mac, presentadas por Jason Jones, responsable de Bungie, ya introducido en la Macworld Expo del mes dejulio.