La operación se cerrará en un precio aproximado de 4.600 millones de pesetas, 27,64 millones de euros.

De esta forma, con la compra de Encad, la firma alemana pretende situarse entre los principales vendedores de productos de inyección de tinta para la impresión de gran formato, un mercado que la empresa estima en 441.600 millones de pesetas (2.654 millones de euros).

Según la sociedad estadounidense, la transacción se llevará a cabo a principios del próximo año, a la espera de que finalicen los trámites reglamentarios y que se obtenga la aprobación de los accionistas de Encad.

Esta adquisición se une a la reciente presentación de la impresora de inyección de tinta, 5260, de Kodak, la primera de una línea de impresoras de inyección de tinta de gran formato y alta velocidad, la cual utiliza tecnología de cabezal de impresión de inyección piezoeléctrica.

Las ventas de Kodak alcanzaron el año pasado cerca de 2.576.000 millones de pesetas (15.482 millones de euros ), con productos como cámaras digitales, imágenes por láser para radiólogos, películas fotográficas o servicios comerciales para el consumidor.